El sistema de drenaje de Cerro Azul funcionó de manera óptima durante la tormenta.

Ante la inusual precipitación de los últimos días el sistema de drenaje de Cerro Azul funcionó según lo esperado.

 Esto se debe a la conclusión parcial de las obras de canalización del Arroyo Liska, encaradas por el intendente, Gaspar Dudek, y que espera concluir durante su gestión.

 Si bien hubo desbordes en lugares aún no canalizados completamente, no fueron perjudiciales y notorios como en anteriores ocasiones.

Este viernes tanto el intendente como el personal municipal y los Bomberos Voluntarios locales, estuvieron trabajando, especialmente durante el tiempo más fuerte de la tormenta, en los lugares más complicados.



Deja un comentario